Quiero abrir mi peluquería: ¿qué seguros necesito?

abrir peluquería

Emprender es un camino apasionante, si cuentas con la ayuda adecuada. Abrir una peluquería propia es una decisión importante en la que no pueden quedar cabos sueltos.

Uno de los primeros trámites es la contratación de seguros pero, ¿cuáles necesitas? ¿Es suficiente con un seguro de responsabilidad civil para empleados? Te lo explicamos en el artículo de hoy.

 

Voy a abrir mi peluquería, ¿qué debo saber?

Si la experiencia te ha llevado a querer abrir tu propio salón de belleza, son varios los trámites que has de tener claros. También es crucial que conozcas los tipos de seguros que necesitas para tu actividad.

Pongamos que ya has definido tu plan de negocio, has encontrado el local perfecto y dispones de la inversión inicial. La parte que llega ahora quizás es menos divertida, pero igualmente necesaria: permisos y seguros.

 

3 permisos imprescindibles

Aunque esto depende de cada ayuntamiento y comunidad autónoma, estos son 3 permisos que casi siempre es necesario presentar:

  1. Licencia de apertura: se solicita en el ayuntamiento de la localidad pertinente. Éste será quien establezca lo que se debe presentar.
  2. Licencia de actividad: suele necesitarse cuando el local supera ciertas dimensiones. Esto dependerá de la localización del negocio, pues está regulado por los ayuntamientos o las comunidades autónomas.
  3. Proyecto técnico: si realizas obras, debes presentar este documento firmado por un arquitecto. Mediante ello se certifica que el local está acondicionado de manera adecuada para desempeñar la actividad de peluquería.

Por lo tanto, las licencias y medidas de acondicionamiento dependen de cada localidad y la zona concreta en la que se ubique el negocio.

 

3 seguros que necesitas para tu peluquería

Asegurar tu negocio es básico para poder desempeñar tu actividad de manera segura y tranquila. Que tu plantilla y tus clientes gocen de esa misma seguridad también es imprescindible a la hora de abrir tu peluquería.

Piensa que, tras la inversión realizada en equipos, sillones, productos, secadores, etc., no puedes dejar que ningún pequeño incidente los eche a perder y te veas obligado a interrumpir la actividad.

Aunque existen muchas más opciones, estos 3 seguros son los básicos que no pueden faltar:

  • Seguro de Responsabilidad Civil (RC): es el seguro que te protege ante daños y reclamaciones de clientes o terceros. Este producto cubre la indemnización para reparar el daño causado, además de ofrecer cobertura de defensa jurídica si fuera necesario.
  • Seguro de Responsabilidad Civil patronal: es el seguro que cubre los accidentes que puedan sufrir los empleados mientras trabajan.
  • Seguro multirriesgo: es perfecto para asegurar los daños por problemas eléctricos, fugas de agua, incendios, robos, etc. Riesgos a los que cualquier negocio está expuesto.
  • Seguro de lucro cesante: supone una indemnización por cada día que no generes beneficios si tienes que cerrar el negocio temporalmente. Cuando tiene lugar un incidente y debemos reparar el daño, en muchas ocasiones es necesario parar la actividad mientras lo arreglamos. En esos casos es el seguro de lucro cesante el que nos cubre.

 

Ahora ya estás preparado/a para abrir tu peluquería e iniciar tu camino empresarial. Cuenta con nosotros para acompañarte en el proceso y asegurar tu tranquilidad y la de tu negocio. Juntos exploraremos las opciones que AXA tiene para ti y encontraremos aquellas que se ajusten a tus necesidades.