Seguros para talleres mecánicos: Riesgos frecuentes

Seguros para talleres mecánicos

Un negocio tiene que ser protegido desde el primer hasta el último día. Si se trata del sustento económico de una persona o de una familia, cobra mayor importancia. Desde Mastery, como expertos en el mundo del seguro de empresas y pymes, nos gustaría aprovechar estas líneas para hablaros de los seguros para talleres mecánicos.

Si eres uno de los muchos profesionales en mecánica que existen en nuestro país, sabrás a ciencia cierta que hay una gran cantidad de actividad y movimiento constante. Pueden ser trabajadores, clientes, proveedores… Esto siempre implica un riesgo de accidente (como en cualquier negocio), por lo que siempre es conveniente tener totalmente cubiertos cualquier incidente que pudiera pasar.

De hecho, cualquier accidente, error o daño que se produzca puede resultar especialmente cuantioso. Es ahí donde reside la principal importancia de los seguros para talleres mecánicos, convirtiéndose en imprescindibles para los profesionales del sector.

Riesgos específicos que cubren los seguros para talleres mecánicos

En este mismo blog, ya os hablamos en su momento de las cifras anuales que manejaban los seguros de coches. Ahora, es momento de ir un poco más allá y profundizar en los encargados de solucionar cualquier avería en un automóvil: los talleres. Como es normal, estos centros también están sometidos a riesgos y accidentes. ¿Sabes cuáles son los más habituales?

1- Cortocircuitos: Un riesgo a tener muy en cuenta en cualquier taller y del que hay que protegerse para prevenirlo. Los más graves pueden llegar a tener consecuencias fatales. Con un seguro para talleres mecánicos adecuado, se dispondrá de una cobertura por daños eléctricos en cualquier punto del complejo, independientemente de la causa.

2- Derrame de sustancias líquidas: Aceites, combustibles, líquidos de frenos, líquidos de limpiaparabrisas, anticongelantes… Son muchos los líquidos que se almacenan en un taller. Como es normal, no es descabellado que se derramen, pudiendo provocar resbalones o caídas. También pueden ocasionar grandes pérdidas. Todo ello estará cubierto por una buena póliza.

3- Daños por parte de terceros: Cualquier daño o accidente causado por una tercera persona estará amparado por una defensa jurídica completa.

4- Daños a otras personas: En último lugar, los daños ocasionados directa o indirectamente a terceros, ya sea por accidente, error o negligencia. Un buen seguro para talleres mecánicos ha de contar con una cobertura de Responsabilidad Civil amplia y eficaz que incluya en trabajo mientras se realiza, el post trabajos una vez entregado el vehículo y probadores mientras se diagnostican averías o se comprueban reparaciones realizadas.